Transforma la fuerza hidráulica, (Lodo de perforación) en fuerza mecánica (Rotación), aliviando el trabajo de la sarta y equipo de perforación, llegando a reemplazar totalmente la perforación rotatoria.

Los motores de fondo poseen una sección de variación de ángulos con la cual se logra perforar pozos dirigidos e inclusos horizontales con excelente precisión.